Por qué te quiero

¿Por qué te quiero? Ya lo sabes. En realidad, no quiero decirte por qué. Ya no. Ahora, si te parece, quisiera demostrártelo. Así, cuando llegue el día en que nos veamos (si es que hemos de vernos), ya sabrás con certeza cuáles son mis deseos, y si tú sientes igual, si me deseas como yo a ti, ambos podremos amarnos como nadie. Me explico. Quiero hablar contigo. Abrazarte. Ver cómo tus ojos se iluminan en presencia de los míos. Acariciar tu cara de rasgos finos, geométricos, con delicadeza, paseando por ella mis dedos curiosos, absortos, como cuando se adivina la textura de un suave pétalo rojo. Luego, acercar mi boca a tu barbilla primero, ir subiendo, rozando apenas tu piel de niña, andar con mis labios-pies húmedos por tu mejilla, llegar hasta tu oído, alcanzarlo, asirlo, sacar mi lengua, su punta sedienta, probar el sabor de ti (sabes un poquito al agua de mar, también: sabes amar), surcar la tormenta, el remolino que se esconde ahí arribita de tu arete izquierdo: tu orejita sudorosa, besarla, decirle quedito al oído que la amo, para que no se encele (pues la estoy besando a ella, para luego besarte a ti), entonces, susurrarle que la amo. Poner mis manos sobre tus muslos, apretarlos, subir a la par de ellas por tu cintura. Llegar apoyado en mis dedos un poco por debajo de tus senos. Sentir su peso. Pesarlos. Besarte, ahora sí, en la boca. Sentir cómo tu lengua juguetona forcejea con la mía. Juguetear. Empujar quedito tu lengua con la mía. Rozar tu entrepierna. Tomar mis dedos con tu mano. Apartarlos. Y empujarlos de nuevo hacia ti. Casi sin querer… detenerme. Alejarme unos centímetros de tu boca para mirarte a los ojos. Estudiarte. Adorarte en silencio. Romperlo.

Vamos allá, te diré. Ir al lugar que después sólo tu y yo conozcamos. Asentirás con la cabeza. Dudarás. Encenderé el auto. Tomaré tu mano. La apretarás con fuerza. Transpirarás. Transpiraré. No diremos nada. En un semáforo, nos miraremos por el espacio de tres largos segundos. Apretaré tu mano. Me besarás. Seguiremos avanzando. El impulso de la fe nos moverá. La fe en este amor. La esperanza. La desesperanza. La vida no tendrá más sentido que el que ahora nos mueve. Llegaremos. Entraré al baño. Me esperarás. Me miraré al espejo. Suspiraré. En él veré al adolescente que lo hizo por primera vez: amar. Mi infancia. ¡Cuántos suspiros, cuánto dolor! Mientras tanto, tú… Tú te sentarás a la orilla de la cama. Nerviosa. Lo normal. Amorosa. Por un momento, lo lamentarás. Estar ahí. Pero en ese instante saldré del cuarto de baño: las manos, limpias; el corazón, a tope. Te dirás “¡basta!”. Esperarás a que llegue por ti. A raptarte. Cerrarás los ojos, primero; luego los abrirás para no confundirte. No te confundirás. Estas manos son otras. El amor, que tantas veces volveré a poner en palabras, igual que ayer, que hoy y mañana, se traducirá ahora a una lengua santa, se transfigurará en caricias, ya suaves, ya atrevidas, ya decididas. Te despojaré como a una ciudad, como a mi amada ciudad, como a mis anhelos más íntimos: con ese cuidado y celo. Me despojarás. Terminaremos el uno impregnado del otro. Mi boca tendrá tu aliento. Tu sexo, el mío. Tus pezones dejarán su huella rosada en mi vientre. Vientre tuyo, amor mío…

Abrazarme a ti. Aferrarte a mí. Llorar… de felicidad quizá, de pesar jamás. Vivir lo prohibido, visitar la Luna (el paraíso de los amantes), hacer lo imposible, amarnos: de eso se trata.

Al despedirnos, te prometí que nunca dejaría de amarte, ¿recuerdas? Hoy, diez años después, nos vemos de nuevo en la habitación de un hotel, con la misma transpiración nerviosa, los corazones palpitantes y las miradas, un poco más maduras, para revivir aquellos besos, aquel amor, y situar nuestros cuerpos en el equilibro fatal del dios-diablo que es el Tiempo, a la par de nuestras almas. Como aquella vez que te dije por qué te quiero.

Tagged , , , ,

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

StyleCaster

Style News and Trends

The Libertine

A public blog that features a compilation of exceptional artists' works; serendipitously discovered by a secret admirer. The ongoing overtones of the production frequently include evocative imagery, passionate emotions, pure beauty and raw exprience (to name a few themes). Our content is composed of artistic expressions, fashion editorials, promising talents, diverse bodies, freedom for all, love forever and the eternal search for truth in the visceral .......................................................................................................................................................................................... (SUBMISSIONS TO satietypaper@gmail.com)

Big Fashion Book

Fashion, Beauty & Gourmet Magazine

Asahi Hunts

A topnotch WordPress.com site

PoemShape

A New England Poet writes Poetry, Haiku, Fables & Criticism

El Presente del Pasado 2.0

Una publicación del Observatorio de Historia | Se actualiza los lunes y los jueves

El juego de ella

Andrea y sus cosas

Notas de Política Internacional de Asia del Este

de Japón, alrededor de Japón y desde Japón

Ego eats Ego

Otro blog de cocina.

%d bloggers like this: